Vancouver. Una ejecutiva de alto rango de Huawei Technologies Co Ltd fue liberada bajo fianza este martes por una corte canadiense, 10 días después de que su arresto en Vancouver a solicitud de autoridades estadounidenses provocó una disputa diplomática.

Meng Wanzhou, la directora financiera de Huawei e hija de su fundador, enfrenta acusaciones de Estados Unidos que apuntan a que engañó a bancos internacionales sobre el control del gigante chino de telecomunicaciones de una compañía que opera en Irán, poniendo a los prestamistas en riesgo de violar las sanciones estadounidenses, según documentos judiciales.

En una audiencia judicial en Vancouver, Columbia Británica, el juez William Ehrcke le otorgó una fianza de 10 millones de dólares canadienses (US$7,5 millones) a Meng, quien ha estado encarcelada desde su arresto el 1 de diciembre.

Entre las condiciones de su fianza, la ejecutiva de 46 años de edad debe usar un monitor de tobillo y quedarse en casa de 23.00 hora local a 06.00 de la mañana.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo este martes que podría intervenir ante el Departamento de Justicia en el caso contra Meng si sirviera a los intereses de seguridad nacional o ayudara a cerrar un tratado comercial con Pekín.

Si un juez canadiense decide que el caso contra Meng es lo suficientemente sólido, el ministro de Justicia de Canadá debe decidir si la extradita a Estados Unidos. Si es así, Meng enfrentaría acusaciones estadounidenses de conspiración para estafar a múltiples instituciones financieras, con una sentencia máxima de 30 años por cada cargo.

El arresto de Meng ha entorpecido aún más las relaciones de China con Estados Unidos y Canadá en momentos en que las tensiones ya eran altas debido a una guerra comercial en curso y las acusaciones de Washington de espionaje chino.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le dijo a Reuters este martes que podría intervenir ante el Departamento de Justicia en el caso contra Meng si sirviera a los intereses de seguridad nacional o ayudara a cerrar un tratado comercial con Pekín.

China había amenazado con graves consecuencias a menos que Canadá liberara a Meng de inmediato, y los analistas han dicho que es probable que Pekín tomen represalias por el arresto.