En medio de la tormenta generada por la pandemia del Covid-19 en la industria de la aviación, las dos mayores compañías aéreas de Latinoamérica, Latam Airlines y Avianca, lograron destacar entre las 50 marcas de aerolíneas más valiosas del mundo, según la nueva edición del ranking de Brand Finance.

Ambas líneas aéreas que atraviesan un proceso de reestructuración bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, son las únicas compañías de la región en hacerse un puesto en el reconocido estudio que cada año realiza la consultora líder independiente de valoración de intangibles.

En el caso de Latam, se mantuvo sin variación en el puesto 26 respecto a la medición de 2020. El grupo chileno fue uno de las 11 compañías que lograron mantenerse en su anterior posición, pese a haber disminuido el valor de sus marcas. 

Le puede interesar: El incierto vuelo de Sky Airlines hacia la recuperación y la recapitalización

Avianca, en cambio, logró entrar al selecto grupo en la posición 50 con un valor de marca de US$ 356 millones, luego de no figurar en la edición pasada. La centenaria aerolínea colombiana fue una de las tres nuevas participantes en el ranking junto a Saudia (39) y Jetstar (49).

 

En cuanto a los líderes de este año, figuraron nuevamente las tres grandes compañías americanas a pesar de que han perdido entre un 38% y un 40% su valor de marca: Delta (US$ 5.779 millones), American Airlines (US$ 5.300 millones) y United Airlines (US$ 5.071 millones).

En la medición de este año, 18 aerolíneas mejoraron su posición comparado al obtenido en el 2020, mientras que otras 18 descendieron. Solo 11 lograron mantenerse en el mismo lugar y tres debutaron en la lista.

Como era de esperarse, el valor de las marcas de aerolíneas sufrió el impacto de la pandemia. Según la investigación de Brand Finance, el valor de las 50 marcas totaliza US$ 72.900 millones, lo que implica una caída del 37% respecto al ranking de 2020 cuando la valorización era de US$ 108.600 millones.

Durante 2020, las líneas aéreas tuvieron que dejar en tierra una cantidad significativa de sus flotas y reducir significativamente los vuelos. Tras un año de la crisis, todas están lidiando con el agotamiento de las reservas de efectivo y la dependencia -en algunos casos- del apoyo estatal.

“Como se predijo, los valores de las marcas se desplomaron en todos los ámbitos. Con la recuperación estrechamente vinculada a las tasas de vacunación, es probable que seamos testigos de vuelos de corta distancia y las aerolíneas se recuperen más rápido en comparación con los de larga distancia”, destacó Savio D'Souza, director de valoración de Brand Finance.

Según el análisis de la consultora, se prevé que las aerolíneas low cost se recuperen más rápidamente que las de servicio completo. Sin embargo, ambos grupos dependerán de la implementación rápida de las vacunas a nivel mundial y del control efectivo de las nuevas variantes del Covid.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) estima que la industria no se recuperará por completo a niveles prepandémicos hasta 2023 o 2024, con los viajes de placer activándose más rápidos que los de negocios.

La marca más fuerte. En cuanto a la fortaleza de marca, la compañía rusa Aeroflot destaca como la marca más fuerte con una puntuación de 89,5 sobre 100 y una calificación AAA, en función con tres pilares: los Ingresos y actividades que respaldan la fortaleza futura de la marca, el patrimonio de marca,  y el resultado o impacto, medidas de resultado de negocio relacionadas con la marca, como la cuota de mercado. 

El análisis explica que las marcas de aerolíneas bandera se han beneficiado del aumento de reputación y confianza durante los últimos 12 meses; pero ahora enfrentan el desafío de retener y traducir esta equidad en crecimiento a medida que el sector comienza un largo camino hacia la recuperación.