A medida que cambia el estilo de vida de los consumidores, evoluciona su forma de comprar, trabajar, divertirse, en resumen, de llevar sus vidas. En respuesta a esto la tecnología se perfecciona para encauzar la nueva demanda.

Los consumidores cada vez más se vuelcan al uso de internet y dispositivos móviles. Según un estudio del 2010, hecho por Deloitte en los EE.UU., desde entonces el 80% de los consumidores investigaba ya en internet antes de comprar, buscando los mejores precios y ofertas. El panorama para el 2014 es todavía más dinámico, pues hoy ya no resulta necesario buscar las ofertas, ellas vienen directo hacia nosotros a través de dispositivos móviles.

El futuro del marketing consiste en la publicidad personalizada, fundada en un nuevo paradigma: la publicidad ya no irrumpe de arrebato en la vida de las personas, sino que va en su auxilio para facilitar a los usuarios encontrar aquello que les interesa...

Por ello y como era de esperarse, el futuro de la publicidad para el 2014 también apostará al móvil, capitalizando al máximo el uso de Big Data y Predictive Data, para procesar los datos de consumo del usuario y anticiparse a sus necesidades y futuros  deseos. De este modo, se puede brindar a los internautas anuncios dirigidos específicamente a ellos, según sus intereses. Gracias esta información es posible segmentar el mercado, a la vez que se lo hace mucho más específico, apuntando directamente a los individuos.

Por otro lado, con las tecnologías de reconocimiento facial, que funciona trazando un mapa del rostro y midiendo la distancia entre puntos clave (iris, nariz, boca, etc.) que es diferente en cada individuo, es posible reconocer la identidad de la persona a la cual va dirigido el anuncio. Es viable llevar registro de qué vidrieras le llaman la atención a determinado individuo y enviarle publicidad u ofertas acordes a sus intereses.

Estos avances tecnológicos volcados al marketing posiblemente impacten con fuerza en Latinoamérica, para la cual se proyecta un crecimiento de usuarios de teléfonos móviles de 3,7% durante el 2014, alcanzando los 430 millones, dejando a América del Sur como el cuarto mercado más grande de telefonía móvil.

La publicidad en dispositivos móviles cuenta con una doble ventaja: además de poder ser personalizada cuenta con un nivel de penetración mayor en el mercado, ya que la mayoría de la población cuenta con, al menos, un teléfono celular, a diferencia de otros dispositivos como computadoras y tablets, cuyo nivel de uso es mucho menor comparado con los celulares.

De ahí que el futuro del marketing consiste en la publicidad personalizada, fundada en un nuevo paradigma: la publicidad ya no irrumpe de arrebato en la vida de las personas, sino que va en su auxilio para facilitar a los usuarios encontrar aquello que les interesa, incluso aún antes de que lo noten, se anticipa a sus necesidades e intereses, y marca el camino más conveniente para satisfacerlos. Es hora de que las empresas se suban a este tren de la nueva tendencia en publicidad y consumo, si no quieren perderse las suculentas ganancias que promete.