Shopee, de Sea Ltd., ha tardado sólo dos años en convertirse en la aplicación de compras más descargada de Brasil, ganando usuarios para su mercado de bajo costo con un enfoque innovador del comercio electrónico: minijuegos dentro de la aplicación que ofrecen cupones a los usuarios ganadores.

La empresa, que tiene su sede en Singapur, ha combinado las compras en línea con los juegos de su división para móviles Garena -creadora de "Free Fire", el título más descargado de Brasil durante ocho trimestres consecutivos- para generar unas ventas que analistas estiman en casi un tercio de las del líder local Magazine Luiza SA.

En su país, Shopee sólo necesitó cinco años para convertirse en el sitio web de comercio electrónico más visitado del sudeste asiático, superando a empresas como Lazada, respaldada por la china Alibaba Group Holding Ltd, y Tokopedia, apoyada por la japonesa SoftBank Group Corp.

"Shopee tiene una historia en el sudeste asiático de entrar tarde al mercado, tras observar cómo otros han resuelto los problemas existentes, y luego construir un sistema que evite esos problemas", dijo el analista Jianggan Li de la firma de asesoría Momentum Works.

El temprano auge de Shopee pone de manifiesto el espacio que queda para que los participantes extranjeros crezcan en un sector antes dominado por empresas regionales como Magazine Luiza y la argentina MercadoLibre Inc.

Sin embargo, en su afán de crecimiento, Shopee sigue perdiendo dinero y es apuntalada por la rentable división de juegos de Sea. En el segundo trimestre de este año, Garena registró un EBITDA de US$ 740,9 millones, pero la rama de comercio electrónico perdió US$ 579,8 millones.

No cabe duda de que el momento elegido por la empresa fue fortuito, ya que comenzó en Brasil justo cuando la pandemia del COVID-19 alejó a los consumidores de las tiendas físicas, lo que hizo que las ventas del comercio electrónico en 2020 aumentaran un 44% a US$ 42.000 millones, según datos de la empresa brasileña de pagos EBANX.

Shopee -parecida a AliExpress de Alibaba, que ofrece productos de fabricación china- se convirtió en la aplicación más importante de Brasil por descargas y tiempo de uso, según datos de la plataforma de análisis App Annie.

Shopee dijo en un comentario a Reuters tras la publicación inicial de esta historia que ahora tiene más vendedores locales en Brasil que vendedores transfronterizos.

Sin embargo, en su afán de crecimiento, Shopee sigue perdiendo dinero y es apuntalada por la rentable división de juegos de Sea. En el segundo trimestre de este año, Garena registró un beneficio ajustado antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA) de US$ 740,9 millones, pero la rama de comercio electrónico perdió US$ 579,8 millones.

"El dinero que genera una parte del negocio, que es una vaca lechera, se está reinvirtiendo agresivamente en el comercio electrónico brasileño con éxito", dijo el analista de Itau BBA Thiago Macruz.

Ambición global. La incursión de Sea en Brasil es sólo una parte de su ambición global. El brazo inversor de Sea Capital también está considerando poner dinero en startups en América Latina y otros lugares, dijo una persona con conocimiento del asunto, que no estaba autorizada a hablar con los medios de comunicación y por lo tanto pidió no ser identificada.

La firma también ha llevado a Shopee a Chile, Colombia y México, donde, a diferencia de Brasil, no tiene personal local y por lo tanto se ha asociado con "influenyentes" de redes sociales para aumentar el conocimiento de la marca, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto.

Sea, entre cuyos accionistas se encuentra el líder chino del juego Tencent Holdings Ltd, no quiso hacer comentarios.

La empresa ha revelado pocos datos sobre Shopee Brasil, pero los analistas de Itau BBA estimaron que el valor de los bienes y servicios vendidos en la plataforma el año pasado alcanzó los 12.000 millones de reales (US$ 2.270 millones).

El mayor reto de Shopee Brasil es el despacho en un país tan grande. Este año ha reducido su dependencia del sistema postal local en favor de los transportistas privados, pero sigue compitiendo con rivales que tienen sus propios servicios de entrega.

Shopee aspira a tener un socio logístico principal por país en la región, dijo una fuente de la empresa a Reuters.

La propia empresa espera que el crecimiento del comercio electrónico en la región genere más sociedades de reparto, como ocurrió en el sudeste asiático, dijeron ejecutivos de Sea a los analistas en una llamada este mes.