Ciudad de Panamá.- El próximo presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, dijo que Estados Unidos debía prestar más atención a Centroamérica o atenerse a un mayor avance de China, que ha ganado apoyo diplomático y ha aumentado la inversión en la región en los últimos años.

Cortizo, del centroizquierdista Partido Revolucionario Democrático (PRD), ganó las elecciones presidenciales del domingo con una diferencia de apenas dos puntos porcentuales sobre su rival más cercano.

El exministro de Agricultura dijo que Estados Unidos seguía siendo el principal socio estratégico de Panamá, pero advirtió que su alejamiento de la región había permitido que el gigante asiático abriera camino.

"Nosotros requerimos, y lo hemos solicitado, que miren más a la región (...) no solamente a Panamá", dijo Cortizo en una entrevista con Reuters el domingo antes de la votación.

Panamá y China establecieron relaciones diplomáticas en 2017, luego de que la nación famosa por su canal interoceánico rompió sus vínculos con Taiwán. Posteriormente, República Dominicana y El Salvador siguieron sus pasos desatando la molestia de Washington.

"Que se ponga más atención", agregó. "Mientras no se pone atención, hay otro que avanza".

Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado a los países centroamericanos de no hacer lo suficiente para contener la migración a su país, Beijing ha cortejado a los gobiernos con generosas inversiones y financiamiento de infraestructura.

Trump recientemente ordenó recortar la ayuda a El Salvador, Guatemala y Honduras en represalia por un aumento de solicitantes de asilo.

Panamá y China establecieron relaciones diplomáticas en 2017, luego de que la nación famosa por su canal interoceánico rompió sus vínculos con Taiwán. Posteriormente, República Dominicana y El Salvador siguieron sus pasos desatando la molestia de Washington.

Panamá y China firmaron 19 acuerdos de cooperación en comercio, infraestructura, banca, turismo y otras áreas en diciembre pasado cuando el presidente chino Xi Jinping visitó el país.

El próximo presidente de Panamá tendrá que equilibrar los intereses de ambas superpotencias.

Cortizo dijo que ya había tenido conversaciones con el embajador chino en Panamá, en las que reiteró que su gobierno quería avanzar comercialmente con China, pero que cualquier acuerdo tendría que beneficiar a ambos países.