Ciudad de México. Los responsables de la diplomacia de México, Estados Unidos y Canadá intercambiaron información y se están coordinando para enfrentar el avance del coronavirus a través de las fronteras de Norteamérica, dijo este miércoles el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Estados Unidos ha reportado 6.524 contagios y 116 muertes por el brote surgido en China a fines del año pasado; más que cualquier otro país de América. Mientras tanto, en el mundo más de 204.000 personas se han contagiado y 8.710 han fallecido.

"Estoy en comunicación con mis homólogos de Estados Unidos y Canadá para facilitar la coordinación y el intercambio de información respecto a la contingencia de salud pública que vivimos", escribió Ebrard en su cuenta de Twitter.

Poco después, la cancillería mexicana dijo que Ebrard sostuvo este martes una llamada telefónica con su par estadounidense, Mike Pompeo, "a fin de compartir información y coordinar mecanismos para evitar la propagación del coronavirus entre ambos países".

"El canciller Ebrard enfatizó la disposición del gobierno de México para colaborar con las distintas autoridades del gobierno de Estados Unidos para hacer frente, de manera conjunta y coordinada, a la pandemia a nivel regional", dijo la dependencia.

Trump aseguró que invocaría una ley que permitiría a las autoridades estadounidenses rechazar a los inmigrantes que buscan cruzar ilegalmente la frontera sur del país. Sin embargo, sostuvo que la frontera no será cerrada.

El diario The New York Times publicó el martes que, como un pretexto para controlar el coronavirus y evitar que se infecten agentes migratorios, el presidente Donald Trump planeaba retornar "de inmediato" a México a todo solicitante de asilo y migrantes que intentes ingresar a su país.

La cancillería mexicana replicó diciendo que no había recibido una "solicitud formal" por parte de Estados Unidos, pero que si se produce "analizará sus alcances y actuará de manera soberana".

Este miércoles, Trump aseguró que invocaría una ley que permitiría a las autoridades estadounidenses rechazar a los inmigrantes que buscan cruzar ilegalmente la frontera sur del país. Sin embargo, sostuvo que la frontera no será cerrada.

En El Salvador, desde donde parten anualmente miles de migrantes a Estados Unidos vía México, la portavoz de la embajada estadounidense en esa nación, Qiana Smith, dijo el miércoles que su país continuará repatriando personas detenidas tras ingresar ilegalmente a su territorio.

Guatemala suspendió este martes los vuelos con migrantes deportados desde Estados Unidos, como parte del Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA) firmado por Guatemala y Washington en 2019, que incluye a migrantes del país latinoamericano y a salvadoreños y hondureños.

Además, el gobierno de Estados Unidos canceló el miércoles todas las audiencias de deportación de inmigrantes que no estaban detenidos luego de que jueces y fiscales se quejaran de que los tribunales llenos de gente los estaban poniendo en riesgo de contagio del coronavirus.