Washington. El Ministerio de Relaciones Exteriores de México envió una nota diplomática al gobierno de Estados Unidos pidiendo una "investigación completa" sobre lo que describió como uso de armas no letales dirigidas al territorio mexicano este domingo.

La petición formal fue emitida un día después de que las autoridades estadounidenses lanzaron bombas lacrimógenas contra los inmigrantes cerca del paso fronterizo que separa a Tijuana en México de San Diego en California en el momento en que algunos corrían hacia Estados Unidos.

Más de 40 inmigrantes fueron detenidos en el lado norteamericano, dijeron autoridades de la frontera de EE.UU., agregando que ninguno logró cruzar con éxito al territorio californiano.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo a periodistas durante un evento en Mississippi que podría cerrar la frontera si los inmigrantes "atacan" la barrera. 

Durante el impasse de este domingo, autoridades norteamericanas cerraron el paso de San Ysidro, la más concurrida del país, por varias horas.

"La cerraríamos y la mantendría cerrada si vamos a tener un problema. La mantendremos cerrada por un largo período de tiempo", dijo Trump.

El incidente de este domingo fue el último capítulo de una saga que ha opuesto a las duras políticas migratorias de Trump contra miles de personas que atravesaron México huyendo de violentos países de Centroamérica.