Moscú. El Kremlin dijo este jueves que Nicolás Maduro es el legítimo presidente de Venezuela y que los intentos foráneos de usurpar el poder en el país latinoamericano no respetan el derecho internacional.

El líder de la oposición venezolana Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino este miércoles y obtuvo el reconocimiento de Washington, lo que llevó a Maduro a romper relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Maduro ocupa la presidencia del país petrolero desde 2013.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que la interferencia extranjera en Venezuela es "inaceptable" y que declaraciones de funcionarios estadounidense que sugieren la posibilidad de una intervención militar en ese país son muy peligrosas.

“Vemos en las acciones descaradas de Washington una nueva demostración de la ignorancia total de normas y principios del derecho internacional”, añade el ministerio de Exteriores ruso.

El ministerio ruso de Relaciones Exteriores emitió también un comunicado en el que advierten que “una injerencia extranjera destructora (…) es inaceptable. Ello es una vía directa hacia la anarquía y el baño de sangre”.

“Vemos en las acciones descaradas de Washington una nueva demostración de la ignorancia total de normas y principios del derecho internacional”, añade el ministerio.

China rechaza interferencia externa. China dijo este jueves que rechaza la interferencia externa en Venezuela y que apoya los esfuerzos del gobierno del país sudamericano por proteger su independencia y estabilidad.

Hua Chunying, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, llamó a todas las partes a encontrar una solución pacífica de forma calmada y razonable.

"Quiero enfatizar que sanciones externas o interferencia normalmente complican aun más la situación y no ayudan a resolver los problemas reales", dijo Hua durante una rueda de prensa regular en Pekín.

China ha prestado más de US$50.000 millones a Venezuela mediante acuerdos de petróleo por dinero en la última década, asegurándose abastecimiento energético.

Pero el financiamiento se ha ido agotando en la medida que la economía venezolana se fue hundiendo, presionada por el desplome de los precios del barril.

*Con información de Reuters y Biobiochile.cl.