Los contagios y decesos por COVID-19 mantuvieron su avance a lo largo de América Latina, donde Perú, el sexto país del mundo con mayor número de casos confirmados, registró por primera vez más de 10.000 casos nuevos en un día y Colombia se acercaba al medio millón de infectados, informaron fuentes oficiales este domingo.

México fue la excepción en la región, con números oficiales a la baja por tercera semana consecutiva.

En medio del retorno al confinamiento obligatorio dominical y con la prohibición de reuniones sociales para contener un rebrote que tiene los hospitales congestionados, Perú acumuló 535.946 contagios confirmados, al registrar 10.143 nuevos casos, informaron las autoridades sanitarias de este país sudamericano con casi 33 millones de habitantes.

El país andino registra ya 26.287 fallecidos a causa de la enfermedad, tras contabilizar otros 206 decesos en las últimas horas, según el último informe del Ministerio de Salud (Minsa), que dio cuenta de 14.074 hospitalizaciones, de los cuales 1.533 se encuentran con ventilación mecánica en unidades de cuidados intensivos (UCI).

El número de víctimas mortales que ha cobrado la pandemia ha situado a Perú como el segundo con mayor tasa de mortalidad por COVID-19, con 78 fallecidos por cada 100.000 habitantes, una letalidad solo superada por Bélgica, que registra 85 por cada 100.000 habitantes.

El número de víctimas mortales que ha cobrado la pandemia ha situado a Perú como el segundo con mayor tasa de mortalidad por COVID-19, con 78 fallecidos por cada 100.000 habitantes, una letalidad solo superada por Bélgica, que registra 85 por cada 100.000 habitantes.

Como una medida que busca frenar el rápido ascenso del número de contagios, el Gobierno peruano estableció un confinamiento obligatorio dominical a nivel nacional.  Este domingo, las calles de Lima se mantuvieron con escasos vehículos, mientras la fuerza pública aseguraba el cumplimiento de la medida restrictiva.

Colombia con más de 15.000 fallecidos. En tanto, Colombia alcanzó los 15.097 muertos mientras se acerca a los 500.000 contagios del nuevo coronavirus, que fue detectado por primera vez en el país el 6 de marzo, según el último balance oficial, que registró el fallecimiento de 287 personas más.

Con 50 millones de habitantes, Colombia es el cuarto país con más contagios y fallecidos en Latinoamérica, y en las últimas semanas ha visto cómo aumenta la velocidad de propagación del virus y su letalidad. La muertes por COVID-19 en esta nación sudamericana saltaron de 6.029 el 16 de julio a más de 15.000 este domingo, y los contagios, de 173.206 a 468.332. 

Con ocho millones de habitantes, la capital del país, Bogotá es el foco más crítico de la emergencia con el 34,6% de las infecciones.

Venezuela en su peor semana. En la vecina Venezuela, el gobierno anunció 1.148 nuevos casos, lo que supone su sexto día con más de mil casos localizados, con lo que el país cierra su peor semana desde el inicio de la pandemia.

En total y desde el inicio de la pandemia, el país registra 33.755 infectados. Durante la jornada, Caracas fue de nuevo la región de Venezuela con más contagios, 399, lo que supone la cifra más alta hasta el momento en la capital.

EE.UU. con más de 170.000 fallecidos. Estados Unidos superó el domingo las cifras de 5.401.167 casos confirmados de COVID-19 y de 170.019 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins, de las 20:00 horas locales (01.00 CET del lunes), lo que supone 55.557 contagios más y 706 muertes más que en la jornada previa.

El nuevo balance de fallecidos supera ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y un máximo de 240.000 muertes a causa de la pandemia.