Ginebra. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo este viernes que su Proyecto de Migrantes Desaparecidos descubrió que al menos 514 personas han perdido la vida en el continente americano en 2019, un incremento de un poco más de un tercio respecto al año previo y en el que destaca una importante subida en las muertes de venezolanos (89).

El portavoz de la OIM, Joel Millman, dijo en una conferencia de prensa de la ONU en Ginebra que en el mismo periodo de 2018 se registraron 384 muertes.

"Este es el momento más temprano en los últimos seis años en que el proyecto de la OIM ha superado el umbral de 500 o más muertes en el continente americano", dijo Millman.

En años previos, la marca de 500 muertes en la región se alcanzó en septiembre (2016), octubre (2017 y 2018) o diciembre (2015). En el caso de 2014, no se llegó a ella, ya que ese año se registraron 495 muertes de migrantes en tránsito.

"Este es el momento más temprano en los últimos seis años en que el proyecto de la OIM ha superado el umbral de 500 o más muertes en el continente americano", dijo Millman.

Los fallecidos procedentes de Venezuela constituyen la nacionalidad más numerosa de estas víctimas, seguida de Haití (59), Guatemala (55) y Honduras (42), según los datos que diariamente se actualizan en el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM.

Casi la mitad de las muertes en todo el continente americano, 247 hasta el 15 de agosto, se han registrado en la frontera entre Estados Unidos y México.

El resto ocurrió más al sur, en América Central (80) o cerca de las islas del mar Caribe (151) o en América del Sur (30).

En cuanto a causas de los fallecimientos, la principal fue ahogamiento en mares o ríos (259 muertes), seguida de accidentes de tráfico (65).

Otros factores como accidentes de tren, deshidratación, crímenes, homicidios y enfermedades provocaron alrededor de una veintena de muertes en cada uno de los cuatro casos.

*Con información de Xinhua y El Espectador.