Desde el 21 de enero México empezará a pedir visa a los visitantes provenientes de Venezuela, según una disposición publicada este jueves en el diario oficial, con la que el gobierno del país norteamericano busca frenar la migración "irregular" hacia Estados Unidos.

Reuters reportó en noviembre que México estudiaba fijar requisitos de entrada más estrictos a venezolanos, en parte en respuesta a peticiones de Estados Unidos, tras un fuerte aumento de las detenciones en la frontera de ciudadanos de la nación sudamericana que huyen de la crisis en su país.

"Se ha identificado un incremento sustancial de nacionales de la República Bolivariana de Venezuela que ingresan al territorio nacional con supresión de visa con una finalidad distinta a la permitida (...) como lo es el tránsito irregular hacia un tercer país", explica la disposición.

La norma sostiene que más de un tercio del total de venezolanos que ingresaron a México entre enero y septiembre del año pasado buscaron finalmente llegar a Estados Unidos.

El endurecimiento de los requisitos migratorios podría afectar los planes de muchos venezolanos que pagan a traficantes de personas para que les ayuden a escapar de la hiperinflación, inseguridad y deterioro de servicios que viven en casa.

Hasta octubre de 2021, había unos 5,9 millones de venezolanos refugiados y migrantes en el mundo; más del 80% de ellos en América Latina y el Caribe, según cifras de la ONU.

La medida ha sido criticada por organismos de derechos humanos como Amnistía Internacional que aseguró a fines de diciembre que podría tener "graves repercusiones" en la vida de millones de venezolanos.

En el último año, México ha registrado niveles récord de migrantes, provenientes principalmente de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, que cruzan su territorio con la esperanza de llegar a Estados Unidos en busca del sueño americano.