Montevideo. El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, resaltó los avances registrados durante la presidencia pro tempore uruguaya del Mercosur y llamó a fortalecer ese espacio de integración en la apertura este martes, en Montevideo, de la 53ª Cumbre del bloque.

"Estamos entre hermanos porque eso es lo que somos", dijo Vázquez la mañana de este martes en el plenario, en el que participan los otros presidentes de los Estados Partes: el argentino Mauricio Macri, el brasileño Michel Temer y el paraguayo Mario Abdo Benítez.

Enfatizó que los seis meses transcurridos en la presidencia por tempore son prueba de las posibilidades que ofrece este espacio de integración que "no es ni será perfecto pero aún así es lo mejor" a lo que se puede aspirar.

"No existe destino en soledad para este mundo globalizado", reflexionó el mandatario.

Enfatizó que los seis meses transcurridos en la presidencia por tempore son prueba de las posibilidades que ofrece este espacio de integración que "no es ni será perfecto pero aún así es lo mejor" a lo que se puede aspirar.

"Nosotros queremos un Mercosur con contenido y con porvenir, con países fuertemente democráticos que respeten y valoren la democracia", aseguró.

La presidencia uruguaya se basó en los "principios fundacionales" del bloque, subrayó y destacó que en ese período se impulsó la apertura comercial al exterior.

También pidió reflexionar sobre "lo que somos, lo que queremos ser, lo que podemos ser y como podemos serlo". 

La edición 53 de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados quedó inaugurada la mañana de este martes en Montevideo, evento en el que Uruguay traspasará la presidencia pro tempore del bloque a Argentina.

"Para el pueblo uruguayo, para el gobierno de este país, representa un enorme gusto honor tenerlos en esta casa del Mercosur", dijo el mandatario anfitrión, Tabaré Vázquez, al dar la bienvenida a sus colegas e invitados.

En la cita se ratificará el dinamismo de la agenda externa del Mercosur que imprimió la presidencia pro témpore uruguaya liderando negociaciones comerciales con República de Corea, Canadá, EFTA (Suiza, Noruega, Islandia, Liechtenstein) y Singapur.

También se espera un análisis sobre la marcha del postergado acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) que deberá esperar al menos hasta el año próximo su concreción al encontrar escollos en el capítulo agrícola, donde ambas partes tienen competencia.