Bogotá. Los mercados de América Latina cerraron este martes dispares, con ganancias en Brasil, México y Chile aprovechando la debilidad global del dólar tras datos económicos de Estados Unidos y de China que apoyó un apetito por activos de riesgo; mientras Colombia, Argentina y Perú exhibieron pérdidas.

El dólar cayó a mínimos de tres semanas, tras datos que mostraron que la inflación en Estados Unidos se aceleró con fuerza en marzo, más que en cualquier mes en los últimos ocho años y medio.

Analistas temen que una rápida recuperación global apoyada por el proceso de vacunación contra el COVID-19 y los estímulos monetarios y fiscales originen un repunte de la inflación en la mayor economía mundial.

"Los inversionistas siguen evaluando el escenario de inflación (en Estados Unidos) para validar una recuperación económica, y por ende, un ajuste en la visión de política monetaria", dijo Monex en un reporte.

La mayor alza se dio en el peso chileno, con un 0,52%, a 708,20/708,50 unidades por dólar, favorecido además por un avance en el precio del cobre, el mayor envío del país. No obstante, el referente IPSA de la bolsa de Santiago cerró con una caída de un 0,97%, en 4.901,91 puntos.

En México, el peso ganó un 0,18% a 20,0920 unidades por dólar y el referencial índice accionario doméstico, el S&P/BMV IPC subió un 0,.32% a 47.503,71 puntos.

El real brasileño escaló un 0,14% a 5,7175 unidades y el índice Bovespa de la bolsa ganó un 0,41%, superando los 119.000 puntos por primera vez en casi dos meses, favorecido por el sesgo positivo en Wall Street.

No obstante, el banco de inversión JPMorgan recomendó el martes vender las monedas de mercados emergentes, un completo cambio de rumbo de lo estimado a inicios de año cuando las respaldaba a la vista de un buen desempeño.

Muchos grandes bancos se han tornado más pesimistas a medida que pesan sobre la confianza las alzas de los retornos de la deuda del Tesoro, las preocupaciones sobre el COVID-19 y los riesgos idiosincrásicos que acosan a Turquía y Rusia.

El peso colombiano terminó con baja de un 0,10% en su tercera sesión de pérdidas, al tiempo que el índice referencial de la bolsa, el COLCAP, cedió un 0,40%, en un mercado expectante a la próxima presentación de una reforma tributaria ante el Congreso, que incluiría entre otros puntos un aumento al impuesto sobre los dividendos.

En Argentina, el peso se devaluó un 0,05% y el índice bursátil S&P Merval culminó con baja de un 0,89% en medio del desinterés de inversores en una plaza reducida de negocios frente a una creciente segunda ola de COVID-19, con restricciones que ponen en jaque a la debilitada economía local, según operadores.

El sol peruano bajó un 0,39%, en un mercado atento a las posiciones que tomen los candidatos que pasaron a la segunda vuelta, en donde el candidato de izquierda Pedro Castillo, el finalista sorpresa en las elecciones, dijo que el balotaje para definir la presidencia con la derechista Keiko Fujimori será "una competencia entre los ricos y los pobres".