"No importa la posición de liderazgo o no liderazgo; tenemos que tener siempre la insatisfacción con el status quo, y tenemos la voluntad de seguir creciendo, buscando ser el banco principal con nuestros clientes y tenemos un plan para ello".

La sentencia corresponde a Ricardo Marino, Chairman del Consejo Consultivo Latam de Itaú Unibanco, quien comentó lo anterior como un dicho que es parte de la cultura de un banco que camina a pasos agigantados en la región.

En esa línea, Marino sostuvo que buscan expandir su presencia en la región latinoamericana, ya que en el mercado brasileño –en el que ostentan el primer lugar en activos totales (US$422.900 millones), patrimonio neto (US$30.700 millones) y depósitos (US$119.500 millones), además de un expectante segundo lugar en créditos totales (US$101.500 millones)- alcanzaron techo de crecimiento.

Por ello, Chile y Colombia, a través de Itaú Corpbanca, banco que manejan en conjunto con el grupo chileno Saieh, asoman como un motor de crecimiento interesante para las operaciones de Itaú, fórmula con la que buscan situarse entre los tres principales bancos de ambos mercados. 

Consultado por AméricaEconomía sobre los plazos para alcanzar ese objetivo, Marino afirmó que "sabemos que la actividad de banca es un tema de escala y hay otros bancos con plataformas y red de sucursales más grande que nosotros. Hemos hecho una fusión con Corpbanca, que nos ubica en la posición 4 o 5, dependiendo de cómo se mida en Chile, y somos el 5° player en Colombia  y vemos que hay espacio para mejorar siempre la gestión del banco, la oferta de productos y el modelo de atención/experiencia del cliente".

Así las cosas, Marino agregó: "vemos que la banca digital puede acelerar este objetivo para los próximos cinco a siete años, y en 2025 podemos estar en la posición de tener más escala, de tener más representatividad y protagonismo en esos dos países". Y sostuvo que "no tenemos nada en el radar de adquisiciones, pero sí de crecer de manera orgánica por encima del mercado enfocándonos mucho en la experiencia digital, para crecer en la pirámide de banca personal o de empresas que no estén atendidas entre los bancos principales".

Adicionalmente, el Chairman del Consejo Consultivo Latam de Itaú Unibanco admitió que en el mercado chileno, más que buscar tener el tamaño de los principales bancos (Chile y Santander), "buscamos tener el retorno entre los tres principales bancos de la plaza". Dicho objetivo se logrará -de acuerdo a Marino- con eficiencia, más productos bancarios, calidad de servicio y con una mejor satisfacción de cliente. "Buscamos mejorar la gestión, la tecnología y la mejora continua de las operaciones con una mirada siempre puesta en la innovación, porque Chile es un mercado bastante maduro y consolidado".

Respecto a Colombia, Marino explicó que existe un plan en curso para fortalecer la banca digital y minorista, que cuenta con todo el apoyo de la casa matriz. "No puedo revelar cifras ni inversiones, pero puedo decir que son montos bastante relevantes, porque en Colombia la única forma de crecer y diferenciarse no será a través de la compra de otro banco o el aumento de red de sucursales, sino mejorando la competitividad y la agregación de valor a través de tecnología y experiencia de usuario, para así diferenciarnos de los players tradicionales de un mercado como el colombiano, tan concentrado en la banca local por players locales", como Banco de Bogotá, Bancolombia o Banco Davivienda.

A lo anterior, el ejecutivo agregó que ningún otro país de América Latina ha sido tan predecible y estable en el mediano largo plazo como Colombia. "Estamos muy firmes y comprometido en Colombia, en un proceso continuo de mejora de gestión, aunque para crecer más la economía debe ayudar. No podemos crecer en el segmento de crédito 20% si la economía crece 2%, no es sostenible, pero como sea, siempre estamos mirando cómo mejorar modelos de atención, verificar clusters no atendidos o buscar sinergias de productos", entre otros aspectos. A propósito de la ralentización de la economía colombiana, Marino agrega que "en todo país hay volatilidad, pero como tenemos una mirada de más mediano largo plazo, estamos muy contentos de seguir invirtiendo en Colombia y mejorar la gestión del banco día a día".

Finalmente, en el plano regional, frente a la consulta de AméricaEconomía sobre alguna cifra específica de crecimiento en el mercado latinoamericano (actualmente representa 20% del negocio de Itaú Unibanco), Marino declinó a entregar una cifra. "Tenemos un comité de estrategia, pero prefiero no hacer un disclosure. Es un asunto interno del banco y de su comité de estrategia", aclaró.

Sin embargo, el Chairman del Consejo Consultivo Latam de Itaú Unibanco precisó a AméricaEconomia que en una meta de siete años se buscará mejorar la internacionalización del banco y disminuir la dependencia y centralidad de Brasil.

"Sabemos que algunos mercados son pequeños y otros son más importantes en su contribución de penetración efectiva de crédito financiero. Mercados como Perú o Uruguay son más chiquitos, pero hay otros más grandes. En algunos estamos, en otros no, pero siempre estaremos abiertos a oportunidades que pueda brindar el mercado para seguir con nuestra estrategia de servir a nuestros clientes y agregar valor a nuestros accionistas de Itaú Unibanco", finalizó.