Tegucigalpa. Honduras restringió temporalmente la entrada de viajeros que hayan permanecido en los últimos 15 días en Sudamérica para evitar el ingreso a su territorio de la variante brasileña del coronavirus, informó este lunes el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos.

La medida fue anunciada después de que autoridades del vecino Panamá reportaron un caso de esa variante, que es considerada altamente infecciosa. A fines del año pasado, la nación centroamericana también restringió la entrada a visitantes provenientes de Reino Unido y Sudáfrica, publica Reuters.

En tanto, Panamá, que había anunciado el fin de semana que solo permitiría el ingreso a ciudadanos y residentes de vuelos que provengan de Sudamérica, dijo el lunes que comenzará a pedir test negativos de COVID-19 a los viajeros desde aquella región, además de una prueba obligatoria a su arribo al aeropuerto.

Honduras, que ha registrado 187.460 contagiados por el coronavirus de los que 4.558 fallecieron, impulsa una pobre campaña de vacunación con apenas 53.000 vacunas recibidas en marzo, 48.000 del programa COVAX de la Organización Mundial de la Salud y unas 5.000 donadas por Israel.

Panamá, por su parte, es el país de Centroamérica con mayor incidencia de contagios con 354.085 casos acumulados, de los cuales 6.103 han fallecido. Hasta ahora ha aplicado 358.277 vacunas, según el Ministerio de Salud.

La situación por la variante brasileña es particularmente alarmante y podría generar una reacción en cadena y nuevos cierres de fronteras. En Uruguay y Paraguay, que el año pasado fueron los países de este continente que mejor contuvieron la pandemia, hoy sufren una explosión de casos. Mientras tanto, Chile −el país con la tasa de vacunación per cápita más alta del mundo− volvió a decretar una estricta cuarentena en la capital, Santiago, luego de alcanzar las cifras de contagios más altas desde el inicio de la pandemia.

La segunda ola de COVID-19 está generando una nueva tempestad para la industria aérea, como lo reseña AméricaEconomía en su analisis Sobrevolando la crisis: ¿Quién gana y quién pierde en el reacomodo del mercado aéreo de A. Latina?.