Madrid. El 65% de las grandes empresas españolas aumentará su inversión en Iberoamérica durante 2020, según el XIII Informe Panorama de la Inversión Española en Iberoamérica de IE Business School en colaboración con Llorente y Cuenca e Iberia, un porcentaje que es menor que el del año pasado y que está motivado por el pesimismo acerca del desempeño económico latinoamericano.

Aunque las previsiones económicas para 2020 invitan levemente al optimismo, con una estimación de crecimiento de 1,6% según el FMI, las empresas españolas se muestran más pesimistas que otros años en relación a la evolución que tendrá la actividad económica en región.

El informe, que analiza las opiniones de 87 empresas, asegura que un 74% espera que su facturación en Iberoamérica siga incrementándose en los próximos tres años, un 2% menos que las expectativas registradas el año pasado.

En cambio, el 85% de las pequeñas y medianas empresas españolas (pymes) esperan aumentar su facturación en Iberoamérica en los próximos tres años, manteniéndose en el 62% para el crecimiento orgánico de sus operaciones por la "menor disponibilidad que tienen de recursos financieros para adquirir otras compañías", según ha asegurado el profesor del IE Business School y responsable del informe, Juan Carlos Martínez.

 

Los principales sectores que concentran la inversión española en la región son infraestructuras y servicios: construcción e ingeniería, energía y turismo entre las grandes empresas, y software, tecnología y 'startups' entre las de mediano tamaño.

Mayores inversiones. Según Martínez, México volverá a ser el país en el que más empresas españolas piensan aumentar sus inversiones durante 2020, seguido por Colombia, Perú y Brasil. En el resto de países, el número de empresas que tiene previsto incrementar sus inversiones es "solo algo superior a las que creen que este año mantendrán estables sus negocios".

Según el informe, estas inversiones se harán en mayor medida este año en comparación con 2019 (61% frente a 55%) a través de crecimiento orgánico, frente al 35% de las compañías que combinarán el crecimiento orgánico con adquisiciones.

En cuanto a las Pymes, el porcentaje de las que tienen previsto crecer únicamente desarrollando sus negocios actuales se mantiene en el 61%, por la menor disponibilidad que tienen de recursos financieros para adquirir otras compañías.

 

‘‘Una vez más, el atractivo de los mercados internos sigue siendo la mayor ventaja que encuentran las empresas españolas a la hora de invertir en la región, pero este año el porcentaje de las empresas que así piensan desciende en once puntos, en sintonía con los bajos niveles de crecimiento previstos", comenta Martínez.

El profesor del IE Business School y responsable del informe, señala además que, en esta ocasión, la competitividad en los mercados de América Latina supera por primera vez como ventaja a la hora invertir, por encima de la ventajosa ubicación geográfica.

Pero, por el contrario, en esta edición aumenta la preocupación sobre la inestabilidad política, que será la mayor amenaza a la que se enfrentarán las inversiones españolas en Latinoamérica.

Economías mejor valoradas. Las economías mejor valoradas por las compañías españolas presentes en la región son Colombia, Perú, Panamá, Costa Rica y República Dominicana, siendo las cuatro primeras las que mejor puntuación obtienen en el entorno macroeconómico para 2020 (entre el 3,75 y el 3,61).

 

El informe sitúa a Argentina en el penúltimo puesto de la lista (2,03 sobre 5) por la incertidumbre, mientras que Chile ha pasado del segundo puesto a la novena posición, motivada por el shock que ha supuesto la violenta ola de protestas a la que se enfrenta el país desde mediados de otoño.

Por su parte, Brasil, con un 3,17 de valoración, es el país que mayor subida registra, aunque las empresas españolas también opinan que su situación será algo peor que el año pasado.

Venezuela, de nuevo, cierra la clasificación, por las sanciones internacionales, el importante descenso de su producción petrolera y por la ineptitud de su Gobierno a la hora de gestionar la actividad económica.

"Hemos previsto un crecimiento global moderado, en torno al 2,5% y parte de ese incremento de la oferta lo destinaremos a América Latina, más concretamente a mercados como Puerto Rico o Ecuador", ha comentado el director corporativo de Iberia, Juan Cierco.