Ciudad de México. El despliegue de las fuerzas de la Guardia Nacional en la frontera sur de México comienza este miércoles y avanzará rápidamente bajo un acuerdo de control de migración firmado la semana pasada con Estados Unidos, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

México y Estados Unidos firmaron el acuerdo el viernes, y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador acordó tomar medidas para controlar el flujo de personas de Centroamérica, incluido el despliegue de 6.000 miembros de la Guardia Nacional a través de su frontera con Guatemala.

"A partir de hoy (miércoles), y en los próximos días, el despliegue avanzará rápidamente", dijo Ebrard durante una conferencia de prensa con el presidente López Obrador.

México se reunirá este viernes con funcionarios de inmigración de EE.UU. para elaborar detalles del nuevo plan que acelere trámites de asilo, dijo el canciller Marcelo Ebrard.

El acuerdo evitó elevar los aranceles de importación del 5% sobre los productos mexicanos, que el presidente estadounidense, Donald Trump, había prometido imponer a menos que México hiciera más para frenar la migración ilegal hacia Estados Unidos.

México también acordó un plazo de 45 días para demostrar que los mayores esfuerzos de cumplimiento fueron efectivos.

"Muchas cosas tienen que suceder en 45 días", dijo Ebrard. "Vamos a hacer lo que dijimos que vamos a hacer".

Los detalles de cuánto gastará México en las nuevas medidas de seguridad fronteriza se harán públicos este viernes, dijo Ebrard.

López Obrador dijo que parte del dinero necesario para pagar el programa de migración reforzado provendrá de la venta del antiguo avión presidencial, a un precio mínimo de US$150 millones, y de la venta de otras aeronaves utilizadas en la administración anterior.

 

Ebrard dijo que México implementó un grupo de trabajo con Guatemala, Honduras y El Salvador para coordinar los esfuerzos para contener la marea de personas que huyen de la violencia y la pobreza en Centroamérica.

México se reunirá este viernes con funcionarios de inmigración de EE.UU. para elaborar detalles del nuevo plan, agregó, con el objetivo de asegurar un compromiso para acelerar los procedimientos de asilo.

La agencia de ayuda a la infancia de Naciones Unidas, UNICEF, será invitada a brindar asistencia en la frontera sur, centrándose en los menores no acompañados que huyen de Centroamérica, dijo Ebrard.