Río de Janeiro.- Los acuerdos de libre comercio, como el que recientemente firmaron el Mercosur y la Unión Europea, garantizan el acceso a los mercados y rompen con la ola creciente de proteccionismo que hay en el mundo, según aseguró la economista franco-británica Emily Rees en Brasil.

Rees fue una de las participantes en el 7º Foro de Agricultura de América del Sur, de Producción al Mercado, Global y Sostenible, celebrado en Curitiba (sur de Brasil) y destacó la importancia de estos acuerdos comerciales.

"En un mundo con un proteccionismo creciente, hay que buscar estos contratos de comercio entre los bloques. Esto asegura el acceso, la abertura de mercados que se están cerrando", destacó la economista, especialista en política comercial.

Según ella, el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur (grupo formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y el bloque europeo dará impulso al comercio exterior y recordó que los dos bloques representan el 25% del Producto Interior Bruto (PIB) global.

"Son 773 millones de personas con una variedad de demandas y productos muy grande", destacó, y dijo que el mercado de la Unión Europea es "un mercado cualificador. El producto exportado para el Mercosur gana un sello de calidad, para exportar para el mundo entero, o sea, abre otros mercados", dijo.

La economista resaltó las negociaciones avanzadas que el propio Merocusr tiene con Canadá, Singapur y la República de Corea, así como la expectativa de una negociación con Japón.

Rees destacó que "es un avance la conclusión de las negociaciones del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y el EFTA (bloque formado por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein".

Por su parte, la representante del Consejo Agropecuario de Sudamérica (CAS), formado por los ministros de Agricultura de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, Maria Noel Ackerman, destacó que la Unión Europea es un socio comercial estratégico para el Mercosur.

"La Unión Europea es uno de los principales demandantes de productos de bienes de base agraria. El 18 por ciento de las ventas de bienes de base agraria del Mercosur van a este destino. Hay un alto grado de complementariedad entre las regiones", subrayó.

Por su parte, el coordinador general del de Acceso a Mercados de la Secretaría de Comercio y Relaciones Internacionales del Ministerio de Agricultura, Gustavo Cupertino, comentó que el acuerdo Mercosur-UE ayudará a diversificar la pauta de las exportaciones brasileñas, aunque también estimulará las importaciones.

"El acuerdo abrirá un nuevo frente importante de comercio, pero crecerán mucho las importaciones también", destacó.

En el mismo foro, el director de la División Agrícola y de Materias Primas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Edwini Kessi, destacó que las ganancias que Brasil puede tener en un momento de tensiones comerciales globales son temporarias, como es el caso de las exportaciones de soja.

Según él, el mundo "necesita reinventarse de una forma más proactiva, los países están firmando acuerdos bilaterales debido a la frustración que tienen con la OMC", y afirmó que esta reformulación es esencial para que los sistemas multilaterales sean más efectivos.