Bruselas. La Unión Europea (UE) y el Mercosur iniciaron este lunes en Bruselas una nueva ronda de negociaciones con el objetivo de avanzar todo lo posible en los asuntos pendientes de un acuerdo comercial que ambos bloques tienen en veremos desde hace casi dos décadas.

Esta nueva ronda de negociaciones, que puede prolongarse hasta este viernes, aparece como una carrera contrarreloj a la llegada a la presidencia de Brasil, el 1 de enero próximo, de Jair Bolsonaro, quien ha dado a entender que tiene poco interés en el Mercosur, cuyo principal motor es la economía brasileña.

"El próximo año veremos lo que pasa. Por eso, estamos intentando dar el último empujón o al menos uno lo bastante grande como para quedarnos verdaderamente cerca" del acuerdo, dijo la comisaria europea de Comercio, la sueca Cecilia Malmström.

Además dejó en claro que su interlocutor en Brasil sigue siendo el actual Gobierno de Michel Temer y que del que va a encabezar Bolsonaro "aun no sabemos nada", entro otras declaraciones que hizo al cabo de la reunión de ministros de la UE.

Malmström señaló que se han "intensificado" los contactos entre la UE y el Mercado Común del Sur (Mercosur) en las últimas semanas y que se están "haciendo progresos pero aún hay cosas por hacer".