-¿De qué forma se abordarán los cuatro pilares que propuso Chile -sociedad digital; mujeres, pymes y crecimiento inclusivo; integración 4.0 y crecimiento sustentable- en la cumbre de ministros de Comercio?

-La reunión de los ministros de Comercio está organizada en torno al apoyo a la Organización Mundial de Comercio (OMC), como a la integración económica regional, y bajo ese título van a abordar las cuatro prioridades que Chile ha definido para este año. Hay que recordar que hubo un apoyo y un acuerdo de trabajo de dos años previos a este foro para definir estos temas que ahora son prioridad para todos los miembros.  Esta reunión de comercio está organizada en base a estas cuatro prioridades y lo que estamos trabajando y buscando es que la declaración de los ministros de Comercio se haga en base a esas cuatro prioridades.

-También sesionará el Grupo de Servicios APEC, que usted preside. ¿Cuál es el enfoque para este año y cómo se coordina con las Metas de Bogor?

-Chile preside, desde el año 2017, uno de los 90 grupos de trabajo de APEC, el Grupo de Servicios, que viene trabajando con bastante fuerza. En 2018, se aprobó una hoja de ruta para mejorar la competitividad e incrementar las exportaciones de servicios dentro de las economías de APEC, hasta el año 2025, definiendo áreas de interés como servicios financieros, educación digital, cadenas globales, movilidad de personas de negocios, reforma estructural, entre otros. Y dentro de ese contexto estamos empujando el poder implementar esta hoja de ruta, porque para Chile es un tema muy relevante: los servicios representan 63% de su PIB, la actividad económica de mayor trascendencia en el país, que desde el año 2003 la hemos aumentado a una tasa promedio del 13% anual.

No obstante, en términos de exportación los servicios para Chile representan el 12% de los envíos totales, por ende, todavía tenemos mucho espacio de crecimiento al tiempo que persisten una serie de barreras en materia de servicios en nuestras economías. Entonces, APEC tiene un gran objetivo, que son las denominadas “Metas de Bogor”, que promueven el comercio e inversiones libres y abiertas, y que tienen como plazo final (para su implementación) el año 2020. Cada dos años, las economías APEC van evaluando, a través de una unidad de estudios, radicada en la Secretaría del foro, cuáles son los avances de las economías en las áreas identificadas como prioritarias.

Lo que hace Chile como economía sede, además de liderar el Grupo de Servicios y de haber empujado esta hoja de ruta, es proponer que las economías nos focalicemos en hacer un seguimiento post 2020 y definir cuáles serán las futuras metas. Por ahora, sin embargo, no queremos olvidar que el foco del trabajo del área de servicios es apuntar a una mayor liberalización de los servicios a lo largo de 2019 y durante el 2020.

-¿La liberalización de servicios significaría también estandarización? ¿Por ejemplo, que por servicios equivalentes se cobren honorarios equivalentes, sin importar el país de procedencia?

-Es un tema complejo, porque generalmente estos servicios están regulados dentro de cada economía. Entonces, esto implica, por ejemplo, la posibilidad de ejercer tu profesión en otra economía y establecer los requisitos legales o regulatorios para ello. Entonces, acá el foco del trabajo es doble. Por un lado, que las restricciones a los servicios en general no vayan más allá de lo que ya existe; que una economía no exija más de lo que pide localmente. Y por otra, ir disminuyendo esas restricciones de forma tal que cada vez sea más fácil la prestación de servicios transfronterizos, es decir, que yo pueda trabajar en mi país, pero también en el extranjero. Y ese es el trabajo que hemos estado haciendo. Actualmente, tenemos un compromiso APEC en torno a que las economías quieran incrementar su liberalización en diversas áreas, en este caso, del área de servicios.

-Eso tiene ramificaciones como, por ejemplo, en las visas para moverse de un país a otro, hasta en las transferencias o remesas de dinero que se desprenden de ahí.

-Exactamente, los servicios tienen un espectro gigantesco que incluye transporte y telecomunicaciones, visas de trabajo… Por ejemplo, ahora estamos trabajando en lo que llamamos “movilidad de talentos”, donde recopilamos y analizamos toda la información de las mesas de trabajo de las economías del foro, de forma tal que un prestador de servicios que quiera trabajar en alguna economía APEC pueda conocer cuáles son las posibilidades que tiene y los requerimientos, por ejemplo, de visa de trabajo.

 

TENSIONES

-En el foro de ministros de Comercio APEC se van a sentar a la misma mesa China y Estados Unidos, protagonistas de un escenario de guerra comercial…

-Efectivamente, pero APEC es un foro en el cual se busca aislar las tensiones bilaterales que tienen las economías miembros. Evidentemente, este momento tiene una importante tensión comercial, sin embargo, hay muchas cosas de interés común entre Estados Unidos y China, y las otras economías integrantes, que se siguen trabajando y siempre hay un empuje de los miembros para continuar avanzando en esos temas en forma separada, tratando de aislarse de la contingencia bilateral. Evidentemente, las tensiones son muy importantes, pero el comercio entre China y Estados Unidos sigue existiendo para ambos. Es un proceso complejo de ajuste entre ellos, pero en el foro APEC se trabaja en una serie de temas que buscan facilitar y liberalizar el comercio y las inversiones, y todo eso se continúa trabajando de forma paralela a las tensiones que puedan existir entre los miembros.

-¿Cómo le gustaría que terminara esta fase del encuentro?

-Apuntamos a lograr un apoyo significativo al empuje final hacia las “Metas de Bogor” en materia de servicios. Esto va ligado a la organización de una cumbre de servicios que se desarrollará durante el tercer bloque de reuniones -SOM3-, en agosto, en la ciudad de Puerto Varas. Chile logró que las 21 economías del bloque se enfocaran en un área específica -los servicios-, y en dos años se ha alcanzado que todos los integrantes estén de acuerdo. Entendemos que es muy importante su aporte; contar con el apoyo de los Altos Representantes será muy valioso.